domingo, 22 de noviembre de 2015

Ruta:Camino Real-Fiquinineo-Omaren. Lanzarote.

CAMINO REAL, ALDEAS BAJO JABLE.


En esta nueva ruta pretendemos recorrer el Camino Real, al que hacen referencia algunos archivos antiguos. Este Camino transcurre entre el pueblo de Soo y la Villa de Teguise antigua capital de la Isla. 
Según estos documentos el camino se adentra en dos antiguas aldeas hoy enterradas bajo el Jable, la aldea de Omaren al Norte y la aldea de Fiquinineo al Sur...




Un largo proceso de transformación afectó a todo este territorio, vinculado a la irrupción de una nueva actividad económica (la explotación de la Barrilla), que provocó la usurpación de terrenos comunales, que mantenían retenido el Jable en la zona Norte, por una vegetación costera que fue arrasada para la quema de dicha planta, para la obtención de la Sosa para la elaboración de jabón.



En 1826 se acelera este proceso, con una tormenta huracanada que terminó de enterrar las viviendas localizadas en esta zona, provocando el abandono por parte de los habitantes de esta zona de Jable.
 

BAJO EL JABLE Y EL VOLCÁN.




Estas coladas de lava sepultaron varios barrancos siendo de los mas importantes de la isla. 





Estos barrancos desaparecieron bajo las coladas del volcán de las Nueces entre 1733 y 1734. Este Antiguo “Barranco de Jable” formó parte de la vida de los habitantes de las aldeas de Fiquinineo y Humaren.


















Aldea de Omaren(Humaren).

Este antiguo poblado parece encontrarse en las inmediaciones de la Peña Humar. Ademas de una aldea fue uno de los Cortijos mas importantes y preciados del siglo XVI.






Aldea de Fiquinineo.

El yacimiento de la Peña de las Cucharas, ubicado en la zona del antiguo poblado de Fiquinineo. Este enclave se erige como uno de los yacimientos de referencia sobre el pasado aborigen de los Majos.



Imagen del Cartel informativo del Yacimiento.


Los materiales arqueológicos encontrados , informan de cambios de funcionalidad del sitio y dela población a lo largo de cinco siglos de historia.


La recuperación de este entorno cultural y patrimonial son el ejemplo vivo del esfuerzo por conservar parte de la nuestra historia, esfuerzo del que todos debemos formar parte.



PINCHA AQUÍ PARA VER LA RUTA COMPLETA

FUENTE: EL JABLE DE ARRIBA